Talleres de las Heras, Concesionario Oficial Kia en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Coslada

Noticias

¿Qué precauciones debemos tener con nuestro coche en invierno?

¿Qué precauciones debemos tener con nuestro coche en invierno?

En invierno es cuando más fácilmente podemos vernos en situaciones embarazosas con nuestro vehículo. Frio, luminosidad escasa, hielo y otros accidentes atmosféricos no son, precisamente, los mejores aliados de la conducción. En Kia de las Heras entendemos que pueden resultarte útiles estos consejos para no jugártela al volante.


Precauciones en carretera en invierno

1. Si puedes, no cambies de carril ni adelantes. Tampoco des frenazos ni volantazos bruscos, pues podrías perder el control del coche.

2. Mantén una distancia con el vehículo que te antecede que te dé margen de frenada, especialmente, si hay hielo. También te aconsejamos llevar una marcha menos de la que correspondería.

3. Si notas que te vas de morros, toma la curva lo más despacio posible y sin recurrir al freno (recurre al embrague) y gira el volante en sentido contrario.

4. Al patinar la parte trasera, lo principal es no pisar ningún pedal hasta que se haya normalizado la dirección.

5. Con lluvia, lo peor es el aquaplaning. Afloja el acelerador; no frenes; y, si mueves el volante, hazlo tibiamente.

6. Las ráfagas de viento aconsejan reducir velocidad, revolucionar el motor y sujetar fuertemente el volante, especialmente, al salir de túneles y adelantando vehículos pesados.

7. Con nieve, desconecta el control de estabilidad, lleva una marcha larga y sepárate al máximo del de delante.
Aparcar también requiere sus precauciones

No acaban los peligros una vez aparcado, así que toma nota:

1. No tenses demasiado el freno de mano. Es preferible dejar una marcha puesta.

2. Deja los parabrisas despegados. Si se congelan, rasca la luna en vez de usar agua caliente.

3. Te recomendamos que protejas bien las cerraduras. Si se hielan, no entra la llave.

Y, antes de un viaje, recuerda ir al taller para poner a punto los detalles mecánicos y detectar alguna posible avería. Lo demás ya depende de tu pericia al volante.