Talleres de las Heras, Concesionario Oficial Kia en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Coslada

Noticias

El futuro es de los coches autónomos

El futuro es de los coches autónomos

Hace unos años era inimaginable que los automóviles pudiesen ser autónomos, que no necesitasen ningún conductor para desplazarse y que funcionasen con una tecnología limpia. El escenario de coches dirigidos por ellos mismos va a transformar la forma de entender la conducción, ya que el piloto dejará de ser parte activa del funcionamiento del vehículo.

 

Ventajas de los coches autónomos

Entre los numerosos efectos beneficiosos de contar con un vehículo autónomo destacan:

- Tienen un interior más espacioso, incluso su maletero será de mayor capacidad. Al utilizar la electricidad como combustible habrá un mayor espacio. También está la posibilidad de quitar y poner el volante y los pedales en función de nuestras necesidades.

- Es una revolución respecto a la inteligencia del turismo con comunicación más fluida. Se podrá diseñar el interior y escoger los materiales o la iluminación.

- Cuando los coches estén ocupados contribuyen de forma significativa a la mejora del medio ambiente. Las diferentes compañías que gestionan estos automóviles pueden programar cualquier tipo de trayecto de viaje.

- El concepto de: “un turismo, un ocupante” estará condenado a desaparecer, puesto que se buscará la compra de un vehículo compartido, ahorrando una gran cantidad de dinero.

- Estar en un coche autónomo ofrece una mayor seguridad. Gestionará cualquier pedido que se vaya a hacer. La inteligencia artificial proporciona información sobre el estado de salud de los ocupantes.

 

Desventajas de los vehículos autónomos

Por su parte, como inconvenientes encontramos que:

- Se pierde en privacidad, ya que estará conectado por satélite y siempre localizado.

- También surgen algunos problemas en los sistemas programados, sensibles a tormentas y cambios bruscos climáticos. Lo que puede provocar errores en el código.

- Actualmente, los precios son bastantes elevados, solo al alcance de bolsillos opulentos.

En caso de falta de comodidad, los coches autónomos ofrecen la posibilidad a sus usuarios de retomar el control manual.